mobile
 
     
El Peace & Plenty 23 "76" lejos de todo menos de la relajación.
   
Historia
 

La historia de la isla de Exuma, Bahamas, está llena de acontecimientos que todavía siguen siendo una parte importante de la cultura de la isla hoy en día. Peace & Plenty le presenta, con orgullo, una breve descripción de la historia en cinco partes. Además, usted verá que nuestros recursos y paquetes especiales reflejan a menudo esta historia y cultura de la isla de Exuma.


Los Indios De Lucayan
Poco se sabe sobre las épocas pre-colombinas, pero generalmente se acepta que Exuma, como otras islas de Las Bahamas, fue asentada por los indios pacíficos de Lucayan que habían emigrado hacia el norte para escapar de un conflicto con los más guerreros caribeños.. Y mientras se cree que el nombre de Exuma tiene sus orígenes en un nombre indio, nunca se ha establecido su derivación exacta.

La llegada de los españoles, en el despertar de los viajes.de Colón, trajo el primer cambio incontenible a Exuma y a las islas del área. La realidad es que todos los indios de Lucayan fueron capturados, esclavizados y puestos a trabajar en los campos y minas del territorio español- en la Hispania árida de América del Sur y América Central. Cerca de 1648, las islas de Las Bahamas se dejaron vacías y se ignoraron, cuando los ingleses - llamándose así mismos los aventureros de Eleutheran - colonizaron la parte norte de la isla que ahora se llama Eleuthera. Mientras que se expandían las colonias británicas en los años consecutivos para incluir la isla nueva de Providence y Harbour Island, la mayoría de las otras islas en realidad siguieron estando deshabitadas hasta finales de 1700. En Exuma había cierta actividad de sal cerca de Ocean Bight océano y en los tres estanques de la sal en Little Exuma.

Los legitimistas de América
Durante la mayor parte del siglo XVIII las islas de las Bahamas, encontrándose a caballo en rutas navegables españolas del Caribe, fueron disputadas por los británicos y los españoles - una cuestión sin resolver hasta el tratado de Versalles en 1783. En este pacto, Inglaterra ganó sin oposición el derecho a las Bahamas mientras que cedió la península de Florida a España.

Entonces, con la llegada a las Bahamas de los legitimistas británicos desde la América colonial a principios de 1783, Exuma experimentó su segunda agitación importante. Esta inmigración legitimista inició una nueva era y creó la base para la historia moderna de Exuma. La revolución americana había terminado, y como resultado de la derrota británica, muchos colonos que habían permanecido leales a la corona británica estuvieron en serios problemas. Condenados por traición, sus propiedades fueron confiscadas, y sus vecinos les hicieron el vacío, con lo que fueron forzados a salir de las colonias, (incluyendo Florida que había sido cedida recientemente a España). En un esfuerzo de ayudar a estos leales y desafortunados sujeros, el gobierno británico ofreció algunas remuneraciones financieras y concesiones extensas de tierra en unas Bahamas, en realidad vacías.

Varios de estos legitimistas asediados vinieron a Exuma y, puesto que la mayoría de ellos eran de Carolinas, Georgia y Florida, la cultura del algodón fue la base de sus esperanzas de futuro. Inglaterra tenía hambre de algodón, pagando precios elevados y las fábricas en Manchester funcionaban en la base de satisfacer la demanda, ofreciendo a los legitimistas la oportunidad de recuperar las pérdidas sufridas en las colonias americanas. Durante cerca de 15 años - desde mediados de 1780 hasta la vuelta del siglo - Exuma prosperó. Con algunas excepciones la isla entera fue dividida en concesiones de tierra de los legitimistas, la mayoría de las cuales se limpiaron con la técnica de quema, y un campo tras otro, fue dedicado al crecimiento del algodón. Estos nuevos terratenientes vinieron a la isla con esclavos traídos de las colonias meridionales puesto que el trabajo de los esclavos sería necesario si la economía del algodón prosperaba. Se importaban esclavos adicionales del oeste de África y había un pequeño mercado de esclavos en la taberna de Bowe, de la que se dice que se encontraba donde hoy está el hotel de Peace & Plenty.

Durante este próspero período, el puerto de Exuma era un activoy bullicioso muelle. Había por lo menos dos comerciantes, Walter Brown y Thomas Teffair Co., que llevaron a cabo surtidos extensos de ropa, alimento y productos de la casa desde Inglaterra. Los barcos salían de la isla directamente para Londres y Liverpool cargados con algodón y a veces también con pasajeros. Y, por supuesto, había tráfico frecuente de barcos a y desde Nassau - el lugar del gobierno. Los legitimistas, al haberse converido en la mayoría de la población en las Bahamas, asumieron gradualmente - después de mucha lucha política - la dirección en la Asamblea General. Exuma ganó su primera representación en el organismo con tres miembros elegidos en 1784. Varios Exumians destacaban en la política colonial de los que eligieron a John Kelsall, de Little Exuma, como el portavoz de la asamblea en 1794.

No hay evidencia de que las casas de las plantaciones en Exuma fueran de alguna manera magníficas o imponentes. Quizás los colonos legitimistas decidieron comenzar con edificios modestos, creyendo que podrían ser ampliados o reconstruidos una vez que las nuevas empresas fueran prósperas y lanzadas con seguridad. Las instalaciones más extensas de este período fueron probablemente los estados de Kelsall en Little Exuma y aquéllos en Crab Cay que se decían haber sido construidos por William Walker. Muchas de las antiguas murallas y fundaciones de otros estados se pueden todavía encontrar en la maleza de Exuma.

Un camino fue construido en el tramo entre Great y Little Exuma, probablemente en la misma localización de la actual autovía de Queen. Cada terrateniente era responsable de esa sección del camino en su propiedad y, como consecuencia, no siempre estaba en buenas condiciones. Mientras que muchos de los viajes en la isla se realizaban a caballo, muchos de los estados tenían "aterrizajes traseros" en el lado del sudoeste de la isla y estas propiedades se comunicaban mediante pequeños de vela a lo largo de este sotavento en las orillas.

Algunos de los legitimistas de Exuma llevaron a cabo concesiones de tierra aquí, pero pasaron mucho de su tiempo en Nassau ocupados con el comercio, negocios o la profesiones legales, y sus empresas de algodón, que eran manejadas por supervisores. Por otra parte, había residentes a tiempo completo en la isla y los más destacados podían ser compararados a una Cámara de Comercio de Exuma. Mantuvieron un interés activo en los asuntos de la isla, sirviendo como comisionados de caminos, en un comité para construir una iglesia, como representantes de la Asamblea General, etc. El expediente de estas épocas está repleto de los nombres tales como John Kelsall, Jacob Winfree, Charles Dames, Thomas Forbes, John Mowbray, Walter Brown, Nathaniel Hall, Nicholas Almgreen, William Clarke, Martin Jollie, Benjamin Morley y John Stewart.

En 1791, una cuenta fue introducida ante la Asamblea General en Nassau "para comprar un pedazo de tierra en la isla de Great Exuma y así presentar una ciudad". La cuenta fue finalmente aprobada en 1792, la ciudad fue establecida en 1793, y porciones fueron ofrecidas para la venta en 1794. Nombraron a la nueva comunidad "Georgetown," (deletreada como sola palabra en esos días) después de George III, rey de Inglaterra. Este año, 1993, celebramos el aniversario 200 de su fundación.

En esos años, el estado religioso era la iglesia de Inglaterra - o la iglesia Anglicana - donde los legitimistas practicaban su culto La sociedad para la propagación del Evangelio, el brazo misionario Anglicano, envió al Reverendo Twining a Exuma en 1787. Después del sacerdocio de varios misionarios, una iglesia fue erigida y consagrada en 1802. La actual estructura de St. Andrew se dice que es el tercer edificio de la iglesia en este sitio. Los Anglicanos nunca dieron mucha importancia a la población esclava y no fue hasta principios de 1880 que las iglesias "disidentes" - los Bautistas y el Metodistas - aceptaron activamente a los esclavos bajo la bandera de la emancipación. Una escuela, al parecer muy modesta, fue construida por la iglesia.

Falta de la cultura del algodón
El principio del siglo diecinueve introdujo en Exuma (y en otras islas de Las Bahamas) el tercer trágico y crucial momento de su historia: el fracaso de las cosechas del algodón. Fue una lenta y horripilante catástrofe para los legitimistas y a partir de este momento se produjo en sus fortunas un decrimento constante.

El suelo original de Exuma limitaba una mayor capacidad con solamente una capa delgada de tierra vegetal sobre la arena coralina o tomando como base una materia prima coralina más dura. Mientras que estas condiciones generaron un cierto crecimiento de la tierra virgen, en realidad todo el suelo fue eliminado cuando los legitimistas arreglaron la tierra para sus campos de algodón. Como consecuenica, el suelo fue entonces expuesto y vulnerable a los fuertes vientos, a los ocasionales diluvios y a los inusitados huracanes que plagaron la isla. La tierra fue después plantada en exceso y agotada sin medios para revitalizarlo y las plantas debilitadas también se infestaron con el insecto del chenille, una especie de oruga-como el gusano que volvió las fibras del algodón de un color rojizo.

El gobierno de la colonia intentó actuar, pero sus esfuerzos fueron inútiles. Se llevaron a cabo investigaciones; se enviaron cuestionarios a los plantadores destacados pidiendo su opinión y consejo; y la asamblea fue disuelta rápidamente para permitir a los miembros volver a sus turbulentos campos. Pero incluso los plantadores más experimentados y mejor informados vieron pocas esperanzas en el éxito del crecimiento del algodón en un futuro. Hacia 1802, el reino de la economía del algodón desapareció para nunca más gobernar de nuevo en Exuma o en ninguna otra otra parte en las islas. Los plantadores comenzaron a dejarse llevar. Algunos fueron a Nassau para incorporarse al mundo del negocio o el comercio, otros pocos fueron a Inglaterra, otros volvieron a los Estados Unidos donde el clima había mejorado a la vuelta de los legitimistas. Algunos permanecieron en Exuma, esperando el resurgir de sus campos del algodón, y algunos probablemente no tenían otra parte a donde ir. Se hicieron esfuerzos para vender las propiedades pero bajo estas condiciones tan pobres las ventas raramente tenían éxito. En muchos casos, las tierras fueron simplemente abandonadas y los esclavos fueron dejados a su suerte.


Emancipación
Coincidiendo con la caída de los estados del algodón, el movimiento de la abolición ganaba ímpetu y fuerza en Inglaterra. Esto condujo al cuarto acontecimiento principal que influenciaría el futuro de Exuma: la emancipación de los esclavos. Comenzando en la primera década de 1800, el Parlamento en Gran Bretaña comenzó a decretar las resoluciones diseñadas para la restricción del comercio de esclavos, la mejora del tratamiento a los esclavos, y para establecer algunos derechos para los esclavos. La mayoría de estas medidas, a las que las colonias en las Indias del oeste se opusieron, fueron ratificadas a disgusto por la Asamblea General de Las Bahamas y no se hicieron cumplir estrictamente. Pero la corriente a favor de la abolición de la esclavitud continuó alzándose, y el resultado fue predecible. Hubo varios casos de disturbios con los esclavos, en 1829 hubo una rebelión en las plantaciones de Rolle en Exuma y en 1833, el gobernador Smythe tuvo que enviar a 55 hombres armados a Exuma para estabilizar la situación. En el mismo año, el acto para la emancipación fue circulado en el Parlamento Británico.

La Asamblea General de Las Bahamas se resignó a lo inevitable y decretó leyes que liberarían a los esclavos. Un período de "aprendizaje" comenzó el 1 de agosto de 1834 con total libertad para ser llevada a cabo en 1840. Este supuesto aprendizaje fue vacuo, imposible de administrar y todos los esclavos fueron realmente liberados el 1 de agosto de 1838.

Para entonces, los viejos estados legitimistas en Exuma estaban en desorden. El final de la esclavitud destruyó la última esperanza de restablecer una economía agrícola viable en la isla y la mayoría de los descendientes de las viejas familias de los legitimistas habían muerto o abandonado en los años anteriores. Pero algunos sí permanecieron y, por ejemplo, hay algunos Exumians de hoy día cuyos antepasados se remontan a Nicholas Almgreen.

Los esclavos ahora eran libres, pero esencialmente fueron abandonados en tierra agotadas, no productivas, con pocos medios para cultivar. Bajo estas condiciones subsistieron. En la mayoría de los casos, asumieron los nombres de su amo y continuaron trabajando la tierra para su propia manutención. Puesto que señor John Rolle fue con diferencia el amo con más tierras y el poseedor de más esclavos, el nombre de Rolle es llevado con orgulloso por muchos, muchos Exumians - de los que se dice que son cerca del tercio de la población. En muchas propiedades los títulos fueron confusos. Pero mediante la compra, concesiones, regalos o herencias, la mayoría de la tierra llegó gradualmente a ser pertenencia de los esclavos y sus descendientes.

Es de hecho un tributo a la fuerza y al fortaleza de los Exumians que persistieron en el siglo siguiente, levantando familias y manteniéndose con la ayuda y el apoyo del gobierno colonial. No fue hasta la Segunda Guerra Mundial, y los años que le siguieron que el turismo comenzó a proporcionar cierta prosperidad para la isla. Cuanta más y más gente de los Estados Unidos y de Europa venían a apreciar la belleza y ventajas de Exuma, el turismo, navegación y residentes en el invierno comenzaron a contribuir en la economía. Se crearon trabajos, empresas locales y una nueva era comenzó con ese crecimiento lento.

Independencia

Finalmente, como el quinto hito más importante de Exuma, Las Bahamas se convirtieron en una nación independiente en 1973, soltando sus últimos vínculos coloniales con gran Gran Bretaña. Esta transición de ser estado colonial a independiente fue alcanzada de forma pacífica y suave, debido al crédito de sus ciudadanos. Las Bahamas son ahora una democracia por derecho, con elecciones libres y una prensa libre, y con Exuma desempeñando un papel decisivo como una de las islas clave de Family Islands.

TOP

 

© 2012 Peace and Plenty Management Group, Inc.

 
1-800-525-2210
 
Site by OrchardIT